Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Gestión del agua

Repsol busca desarrollar una gestión sostenible del uso del agua, mediante la continua búsqueda de soluciones para garantizar el uso responsable de los recursos hídricos y para preservar la calidad de los mismos, a través del diseño y una eficaz ejecución de las operaciones de nuestras instalaciones.

La mayor captación de agua se produce en las actividades de refino y química. Durante 2011, hemos captado 116.220 kilotoneladas, una cantidad similar a la del año anterior. Las principales fuentes de captación de agua han sido los recursos superficiales (56%), la red pública (39%), y en menor medida los recursos subterráneos (5%).

Como parte de nuestros objetivos anuales, en 2011 hemos continuado estableciendo programas para la optimización del uso racional del agua y la preservación de su calidad, principalmente en nuestras plantas de refino y química. Algunas de nuestras actuaciones más significativas han sido desarrolladas en el proyecto de ampliación de la refinería de Cartagena (consultar caso de estudio Mejoras ambientales en la ampliación de la Refinería de Cartagena).

Evolución del agua captada. Procedencia del agua captada. Agua captada por actividad.

Mejorando la calidad de los vertidos

Gestionamos la calidad de los efluentes disponiendo de tecnologías avanzadas para tratar, controlar, caracterizar y segregar las corrientes para minimizar los vertidos y la carga contaminante.

Los principales contaminantes vertidos en nuestras instalaciones son: hidrocarburos, sólidos en suspensión y materia orgánica susceptible de oxidación, medida como Demanda Química de Oxígeno (DQO).

Durante 2011, el vertido de hidrocarburos se mantiene en niveles similares al año anterior. En cuanto a los sólidos en suspensión y a la DQO aumentaron principalmente en las operaciones de exploración y producción en Trinidad y Tobago.

Evolución de los hidrocarburos vertidos. Hidrocarburos por actividad.

Riesgos y oportunidades relacionados con el agua

Somos conscientes de que la compañía está expuesta a riesgos asociados al uso del agua en sus instalaciones. Para poder hacerles frente y aprovechar las oportunidades que se nos presentan, hemos hecho un gran esfuerzo en analizar y participar en el desarrollo de las diferentes metodologías que se están desarrollando en el sector del oil&gas con este fin.

Mediante nuestra participación en IPIECA (The global oil and gas industry association for environmental and social issues), hemos trabajado en la adaptación a nuestro sector de la herramienta Global Water Tool (GWT) desarrollada por el WBCSD (World Business Council for Sustainable Development). La utilización de esta herramienta, junto con otra información disponible a nivel local, nos ha permitido realizar una identificación preliminar de cuáles de nuestras operaciones están situadas en zonas de escasez de agua, para poder así intensificar nuestros esfuerzos en las mismas.

Adicionalmente, hemos participado en el desarrollo de la herramienta Local Water Tool (LWT), promovido por GEMI (Global Environmental Management Initiative), que permite un análisis más detallado de los riesgos asociados a la gestión del agua a nivel de centro, considerando distintos tipos de riesgos: asociados a la escasez de agua, a la calidad del agua, a los nuevos desarrollos legislativos o posibles aumentos de costes, a características de los ecosistemas, a posibles conflictos con grupos de interés, etc.

Hemos realizado una identificación preliminar de las operaciones situadas en zonas con escasez de agua

Oportunidades en la gestión del agua

En 2011, hemos llevado a cabo una serie de estudios piloto que nos han permitido identificar oportunidades de optimización del uso del agua y de mejora de la calidad de los vertidos, y su priorización en base a un diagnóstico de riesgos desarrollado.

Estos estudios han tenido lugar en tres centros, en concreto, en las instalaciones de la refinería y petroquímica de Puertollano (España) y en nuestras operaciones de exploración y producción en el Bloque 16 (Ecuador). El objetivo ha consistido en identificar las implicaciones que el uso del agua puede tener tanto para el centro como para su entorno más inmediato, no sólo en la actualidad, sino también en el medio y largo plazo.

Por un lado, hemos realizado un análisis detallado de los balances de agua de los centros y de los principales aspectos de su gestión. Y por otro lado, hemos realizado análisis de riesgos de agua, tomando como base la metodología que plantea la herramienta Local Water Tool, considerando los posibles riesgos asociados a la disponibilidad y calidad actual y futura del agua, de las características de los ecosistemas locales y de la cuenca hidrográfica, de los posibles desarrollos legislativos y políticas de precios que más pueden impactar y de los posibles conflictos con grupos de interés locales.

Con el objetivo de poder identificar y gestionar adecuadamente todos los riesgos relacionados con el agua que se pueden presentar en nuestras instalaciones y de poder seguir implantando mejoras en las mismas, en 2012 tenemos previsto continuar extendiendo este tipo de análisis al resto de centros de refino, química y exploración y producción.

(76) Datos 2009 y 2010 modificados debido a mejora de la metodología de cálculo en las operaciones de exploración y producción en Trinidad y Tobago.