Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Gestión ambiental

Los principios en materia ambiental de Repsol están definidos en nuestra Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, de aplicación en toda la compañía. La incorporación de criterios ambientales en todo el ciclo de las actividades permite minimizar el impacto sobre el entorno.

Criterios ambientales en nuestra estrategia

En nuestra Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, Repsol asume el compromiso de desarrollar sus actividades considerando como valores esenciales la seguridad, la salud de las personas y la protección del medio ambiente.

Para lograrlo, se requiere un importante compromiso a todos los niveles en nuestra organización y, por ello, el Comité de Dirección establece los objetivos y las líneas estratégicas de seguridad y medio ambiente, que son la base para la elaboración de los objetivos y planes de actuación de todos los negocios de la compañía. Estos planes contemplan las actuaciones necesarias para la mejora continua de la gestión, las inversiones y gastos asociados, y las adaptaciones a los nuevos requerimientos legislativos.

Los objetivos de medio ambiente forman parte de los objetivos anuales de las unidades de negocio y de los objetivos anuales de los empleados de Repsol que disponen de retribución variable ligada a la consecución de objetivos.

Asimismo, desde 2005 la Comisión de Auditoría y Control del Consejo de Administración tiene entre sus funciones conocer y orientar la política, las directrices y los objetivos de la compañía en materia de seguridad y medio ambiente.

Invertimos en mejorar

En 2011, las inversiones en medio ambiente ascendieron a 622 millones de euros. Estas inversiones se destinaron principalmente a la mejora de la calidad ambiental de los productos petrolíferos, a la minimización de las emisiones al aire, a la mejora en los sistemas de prevención de derrames y en menor medida a la optimización en el consumo de agua, a la reducción de la carga contaminante de los vertidos y al aumento de la eficiencia energética.

Como proyectos singulares realizados en 2011 destacan las siguientes inversiones:

  • El proyecto de ampliación de la capacidad de destilación y conversión de la refinería de Cartagena (España) con una inversión ambiental total de 316 millones de euros, de los cuales 92 millones de euros corresponden a 2011.
  • El proyecto de mejora de la calidad de los combustibles de la refinería de Luján de Cuyo (Argentina) con una inversión ambiental de 31,6 millones de euros en 2011.
  • El plan de actuación integral de protección del litoral de la costa de Tarragona (España) con una inversión ambiental de 6,6 millones de euros en el año.
  • La continuación del proyecto de mejora de calidad de combustibles en la refinería de La Coruña (España) con una inversión ambiental de 6,5 millones de euros en 2011.

Adicionalmente, los gastos ascendieron a 147 millones, de los cuales 43 millones corresponden a gastos(67) relativos a gestión de suelos y aguas subterráneas.

Durante 2011, se ha finalizado la ampliación de la refinería de Cartagena (España) incluyendo mejoras ambientales significativas

Mejoras ambientales de la refinería de Cartagena (España)

El proyecto C-10 de "Ampliación de la capacidad de destilación y conversión de la refinería de Cartagena" que finalizó en 2011, ha supuesto un enorme éxito de gestión de proyectos industriales de esta complejidad. Se trata de la mayor inversión industrial de la historia de España, que pretendía modernizar la refinería al ampliar la capacidad pasando de 100.000 barriles/día hasta una capacidad de 220.000 barriles/día y mejorando el índice de conversión "FCC equivalente" de 0% al 92%. Este proyecto ha permitido aumentar la producción de destilados medios atendiendo así la demanda necesaria de estos productos en España.

Desde el inicio del proyecto la preocupación por el cuidado y mejora medioambiental fue prioritaria, por ello se han llevado a cabo diversas actuaciones entre las que destacamos:

  • Instalación de sistemas de recuperación de gas de antorcha de mayor rendimiento.
  • Gestión más eficiente del consumo de agua buscando su integración con el tratamiento de aguas residuales. En este sentido, se vienen desarrollando planes anuales de ahorro de agua, que permiten reutilizar aproximadamente el 80% del total de agua captada.
  • Consecución de una óptima recuperación en las plantas de azufre (un 99,5% frente al 98,5% habitual).
  • Reducción de la carga contaminante del agua (DQO) con la planta de tratamiento de sosas gastadas.
  • Realización de una segregación más positiva de los diferentes productos: hidrocarburos, aminas, aguas accidentalmente aceitosas, aguas aceitosas, etc.

Además, se ha aplicado el manual de buenas prácticas ambientales para el sector de la construcción elaborado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, resaltando entre otras prácticas el fomento de la formación ambiental entre los trabajadores; la realización de campañas de información entre los empleados para el ahorro energético; el mantenimiento en buen estado de los vehículos y maquinaria pesada para evitar excesos en el consumos de combustible y la reducción de la velocidad de circulación para evitar la emisión de partículas de polvo; la instalación de dispositivos limitadores de presión, difusores y sanitarios de bajo consumo en los puntos de consumo de agua; la realización de inspecciones de la instalación de fontanería para detectar fugas; el mantenimiento de los productos y residuos peligrosos aislados y cerrados para evitar derrames o fenómenos de lixiviación; el establecimiento de acuerdos con proveedores para la reducción de envases favoreciendo también la reutilización.

Continuar con la aplicación de este tipo de actuaciones, junto con la búsqueda de mejores técnicas disponibles y oportunidades de mejora, permitirá seguir optimizando la gestión ambiental en el día a día del complejo.

Nuestro modelo de gestión ambiental

Los principios en materia ambiental de Repsol están definidos en nuestra Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, de aplicación en toda la compañía. Uno de estos principios es el de incorporar criterios ambientales, además de los de seguridad y salud, en todo el ciclo de las actividades, con el propósito de minimizar el impacto sobre el entorno. Esto lo conseguimos a través del sistema de gestión de seguridad y medio ambiente, basado en un conjunto de normas, procedimientos y guías.

En 2010 la compañía aprobó una nueva norma corporativa de gestión del riesgo de seguridad y medio ambiente en activos industriales para asegurar que los riesgos que pueden afectar a la seguridad de las personas, las instalaciones y el medio ambiente están identificados, estudiados y minimizados a lo largo de todo el ciclo de vida de los activos industriales. Esta norma establece los estudios ambientales a realizar en cada etapa del ciclo de vida.

Adicionalmente, en 2011 se ha aprobado un estándar corporativo para establecer pautas comunes para la realización de las evaluaciones de impacto ambiental, social y de salud en todas las operaciones de la compañía. Esta norma se centra fundamentalmente en los aspectos de derechos humanos y de salud así como en la integración de los anteriores con los medioambientales. En concreto, en la parte ambiental, la norma desarrolla los estudios que se aplicarán a todos los nuevos proyectos: Identificación de recursos y peligros ambientales, línea de base ambiental, evaluación de impacto ambiental y plan de monitorización.

Explotación de recursos no convencionales

El creciente agotamiento de los yacimientos de crudo y gas convencionales y el desarrollo de nuevas tecnologías han permitido el inicio de la explotación de recursos no convencionales, como el shale gas y el shale oil. En la actualidad representan una interesante fuente de recursos, puesto que muchos de ellos se encuentran en yacimientos que se daban por agotados y donde, además, se estima que se encuentran en grandes volúmenes.

Siguiendo esta línea de investigación, en 2011 la compañía realizó un importante descubrimiento de shale gas y shale oil en la zona denominada Vaca Muerta, en la provincia argentina de Neuquén.

Este descubrimiento ha sido el fruto de trabajos de exploración que desde 2009 han requerido más de 300 millones de dólares. Está previsto que a lo largo de 2012 se lleve a cabo la perforación y terminación de 20 pozos exploratorios para continuar investigando el potencial de los recursos prospectivos en la zona.

La compañía está aplicando las mejores prácticas disponibles en materia de seguridad y medio ambiente en todas las fases del proyecto con el fin de asegurar que se controlan y minimizan los riesgos e impactos relacionados con este tipo de operaciones de forma continúa.

Para el desarrollo no convencional de los pozos extractivos de hidrocarburos se utilizan técnicas de fractura donde se incorporan mayores volúmenes en algunos insumos, como es el agua. El caudal de agua a utilizar para las fracturas proyectadas, se ha estimado entre los 0,07 m3/s a 0,1 m3/s, lo que representa una captación entre el 0,6 % al 0,8 % del caudal ecológico del río.

Las fracturas se realizan a varios miles de metros de profundidad, no produciendo impacto sobre acuíferos someros o de interés para uso de actividades humanas dado que estos suelen encontrarse a profundidades menores. Además, antes de comenzar con el proceso de producción, al igual que en operaciones convencionales, el pozo es revestido con cemento, con el objetivo de evitar cualquier posible contaminación de acuíferos.

Por otra parte, los químicos empleados son los que se han venido utilizando en el país por la industria petrolera en las operaciones de crudo y gas convencionales Durante todo el desarrollo de los trabajos se realiza un seguimiento periódico sobre la totalidad de las condiciones operativas del proceso, con el fin de actuar preventivamente y de asegurar el cumplimiento de los requerimientos normativos aplicables a las actividades de perforación y producción en este tipo de tareas.

El proyecto se está llevando a cabo siempre bajo la supervisión de las autoridades competentes y con una política de permanente colaboración y contacto con la administración y con el entorno local.

La compañía continuará trabajando en esta línea de protección del medio ambiente y aseguramiento de la seguridad, a medida que este proyecto avance o se desarrollen otros similares.

Más información sobre aspectos de gestión ambiental y actuaciones llevadas a cabo para su mejora en medioambiente.repsol.com

Centros certificados según ISO 14001

El sistema de gestión de medio ambiente de Repsol está alineado con la norma internacional ISO 14001 e impulsamos la certificación progresiva de los centros de nuestra compañía según dicho estándar como manera de promover la mejora continua y obtener una validación externa de los sistemas de gestión. Actualmente, están certificados todos los centros industriales de refino y química, todas las instalaciones de lubricantes y especialidades, prácticamente todos los centros de exploración y producción y un número creciente de instalaciones del resto de actividades de la compañía.

Durante 2011, hemos mantenido esta tendencia aumentando el número de centros certificados, al obtener 18 certificaciones nuevas, dos plantas de GLP en Argentina (Junín y Córdoba), una planta de GLP en Perú (Piura), 10 estaciones de servicio en Perú, cuatro instalaciones de suministro de marina y pesca en España y una filial de comercialización en España. Ver "Tabla de principales certificaciones ISO 14001 en 2011".

Mas información sobre los certificados en buscadorcertificados. repsol.com

Centros certificados según ISO 14001

Principales certificaciones ISO 14001 por actividades en 2011
Actividad Centros certificados ISO 14001 %
Refino 9 de 9 100
Química 8 de 8 100
E&P 14 de 15(68) 93
GLP 37 de 50 74
Centros tecnológicos 2 de 2 100
Lubricantes y Especialidades 17 de 17 100

Auditorías de medio ambiente

Disponemos de un plan de auditorías de seguridad y medio ambiente, que incluye auditorías internas, realizadas por personal propio cualificado perteneciente a un centro diferente al auditado; auditorías externas legales y auditorías de certificación. Este plan establece ciclos de tres años para que todos nuestros centros sean auditados. Además, el número de auditorías debe ser equilibrado y completo, de manera que se auditen tanto los aspectos técnicos como los relativos a los sistemas de gestión. Ver "Tabla de auditorías de seguridad y medio ambiente realizadas en 2011"(69)

Auditorías de seguridad y medio ambiente realizadas en 2011 Número
Internas 286
Certificación 129
Externas (legales) 497
Total Repsol 912

Promovemos la formación

Como medida de refuerzo a la protección ambiental impulsamos programas de sensibilización y formación. En 2011, se impartieron 13.482 horas de formación en materia ambiental a 2.221 empleados. Ver "Tabla de formación en medio ambiente".

Formación en medio ambiente 2011(70)
Horas Personas(71) Índice de extensión(72)
España 3.170 1.150 6%
Argentina 6.134 477 3%
Resto Latinoamérica(73) 3.781 504 9%
Resto del Mundo(74) 397 90 4%
TOTAL 13.482 2.221 5%
(67) No se incluyen los gastos derivados de los derechos necesarios para cubrir las emisiones de CO2.
(68) Se ha ajustado el número total de centros en la actividad de Exploración y Producción debido a la venta de activos: Barrancas y Termobarrancas en Venezuela y Bermeo en España.
(69) No se incluyen las auditorías internas locales, realizadas por el personal propio de cada centro.
(70) Los datos incluyen formación de personal propio fijo y temporal. No incluyen la formación de personal contratista.
(71) Personas con asistencia a cursos
(72) Porcentaje de personas que han realizado actividades de formación en función de la plantilla máxima
(73) Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú y Venezuela
(74) Argelia, EEUU, Canadá, Libia, Noruega, Portugal, Rusia, Trinidad y Tobago, Suiza, Francia, Reino Unido, Guayana, Indonesia, Irán, Kazajstán y Holanda.