Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Reducción de la intensidad de carbono en nuestra cadena de valor

La compañía trabaja en la eficiencia de procesos, que buscan optimizar la actividad en sus plantas e instalaciones, con el propósito de contribuir con la minimización de emisiones. La compañía trabaja en la eficiencia de procesos, que buscan optimizar la actividad en sus plantas e instalaciones, con el propósito de contribuir a la minimización de emisiones. Hemos obtenido la Refinería de A Coruña la primera certificación a nivel mundial en este tipo de instalaciones conforme a la norma internacional "ISO50001" de Gestión de la Energía.

Eficiencia energética

Durante el 2011 se han llevado a cabo auditorías energéticas en más de 40 centros y 500 estaciones de servicios en busca de ahorros de consumo energético

La eficiencia energética es para Repsol una de las principales vías de mitigación de emisiones de CO2 y de optimización operativa en sus plantas y actividades. Para conseguirlo se ha continuado con la implantación de un sistema de gestión de la energía global para la compañía que tiene cuatro elementos principales:

  • Objetivo a medio plazo

    Las distintas unidades de la compañía establecen internamente objetivos anuales y de medio plazo de intensidad energética asociados a sus planes de anuales de eficiencia.

  • Realización de planes anuales de eficiencia energética en todas las Unidades de la compañía

    De forma detallada todas las unidades de negocio de la compañía realizan planes de eficiencia energética donde identifican acciones concretas de ahorro. En 2011 se han realizado más de 200 acciones de ahorro en todas las instalaciones y actividades.

  • Certificación bajo el estándar internacional ISO 50001

    Repsol considera que una de las mejores maneras de homogeneizar e implementar de forma sistemática un sistema de gestión de la energía es hacerlo bajo un estándar de referencia y en este caso el elegido es la norma ISO 50001. De esta forma la refinería de A Coruña ha sido la primera a nivel mundial en certificar su sistema de gestión de la energía.

  • Realización de auditorias energéticas como herramienta para la visualización de potenciales de mejora operativa.

    Durante 2011 hemos continuado realizando auditorías energéticas en las distintas unidades de la compañía en busca de ahorros y posibilidades de menores consumos. Concretamente se han realizado auditorías internas en tres centros industriales de refino, además de una auditoría intercentros en el centro industrial de A Coruña, siete auditorías en centros industriales de Química, dos auditorías en la actividad de refino en Perú y 11 auditorías en distintas unidades de GLP a nivel mundial. En total se han llevado a cabo auditorías energéticas en más de 40 centros industriales así como en casi 500 estaciones de servicio en España.

Con el objetivo de reducir el consumo energético asociado a los procesos, en el centro tecnológico de Repsol existen líneas de trabajo dedicadas a detectar oportunidades de mejora en las unidades, tanto a nivel operativo (optimizando nuestros procesos), como identificando inversiones específicas que muestren un potencial importante en reducción de emisiones de CO2. Se trabaja en proporcionar metodologías que ayuden a la gestión energética de las refinerías y centros químicos, detectando de forma sistemática potenciales de ahorro energético en plantas de proceso. Estas herramientas permiten obtener un ranking de ahorros potenciales y priorizar la asignación de recursos para acometer las acciones de mejora.

La refinería de Repsol A Coruña (España) obtiene la ISO 50001

En el ámbito de la eficiencia energética destacamos la certificación por una entidad externa, en julio de 2011, del Sistema de Gestión Energética de la refinería de A Coruña conforme a la nueva norma ISO 50001.

Se trata de la primera instalación del mundo con estas características certificada bajo este esquema. El proyecto se llevó a cabo en varias fases, a lo largo de las cuales estuvieron implicadas personas de muy diversas áreas (producción, compras,...).

La implantación de este sistema permite:

  • Consolidar criterios y buenas prácticas de gestión energética en la refinería, aplicarlas de forma homogénea entre las áreas, sistematizar los métodos de trabajo, priorizar oportunidades de mejora y conseguir que estos criterios de eficiencia estén presentes en todas las actividades que se realizan en la instalación al estar integrado con el resto de sistemas de gestión.
  • Disminuir el consumo energético, gracias a la incorporación de todas las actividades relacionadas con la gestión energética en un ciclo de mejora continua. Para ello, es fundamental disponer de herramientas para identificar, analizar e implementar oportunidades de ahorro, así como monitorizar de forma eficiente tanto los consumos energéticos como los procesos o actividades relacionados.

Este sistema se enmarca en el compromiso de Repsol de utilizar eficientemente la energía en sus instalaciones con el propósito de preservar los recursos naturales, reducir las emisiones atmosféricas y contribuir a mitigar los efectos del cambio climático.

El resultado de este proyecto no sólo influye en una reducción del impacto ambiental sino que también se consigue una disminución en los costes. Realizar una gestión energética global, que incluye el control operacional diario, contribuye a una reducción de los costes energéticos al optimizar los consumos de energía, tanto a nivel de eficiencia (empleando la tecnología instalada o mejorándola) como de comparación de precios y tipos de energías.

Tras el éxito de esta experiencia se ha decidido extender esta certificación a la refinería de Puertollano con la implantación de un Sistema de Gestión Energética para obtener la certificación ISO 50.001.

La gestión del carbono a lo largo de nuestra cadena de valor

En la Dirección de Tecnología de Repsol investigamos cómo reducir la huella de carbono de nuestros procesos y nuestros productos. En el área de asfaltos se han desarrollado productos y procesos más ecoeficientes que permiten la reducción de emisiones de CO2 durante la fabricación y el reciclado de carreteras. En el campo de motores y energía para el transporte, la actividad de prospección tecnológica es el punto de partida desde el que desarrollar nuevos productos o adaptar los existentes, para así evolucionar, junto a la industria de automoción, hacia un transporte sostenible.

Durante el año 2011 se ha elaborado una actualización del estudio de prospección tecnológica en esta área en el que se han contemplado las últimas tendencias, tanto en motores térmicos convencionales como en propulsión eléctrica. También se ha realizado una importante actividad en el desarrollo de lubricantes más respetuosos con el medio ambiente, formulados con materias primas de origen renovable y bases regeneradas, que reducen el consumo de bases de primera fabricación, con una importante reducción en el impacto ambiental de estos productos durante su ciclo de vida.

En lo que se refiere a la investigación y desarrollo de combustibles, en Repsol existe una profunda preocupación por el medio ambiente y por ello la selección de nuestros aditivos para carburantes siempre está adaptada a las últimas tendencias, como es el caso de nuestros gasóleos Diesel e+ y Diesel e+10, cuyos paquetes de aditivos están especialmente formulados para adaptarse a los porcentajes de biodiesel recogidos en las especificaciones actuales.

Asimismo, desde 2010 los operadores aéreos con destino u origen en la UE están obligados a ir reduciendo sus emisiones de CO2 hasta un valor objetivo del 50% para 2050. El uso como combustible de aviación del Biojet es uno de los instrumentos para alcanzar este objetivo. Por ello, se ha estudiado la viabilidad de producción de Biojet mediante co-procesado en refinería de aceite vegetal y queroseno mineral, cambiando el esquema de proceso catalítico de una unidad convencional de queroseno mineral. Como resultado se ha obtenido un producto equiparable y certificable como combustible de aviación de origen fósil Jet A-1.

Adicionalmente, nuestra compañía sigue avanzando en su compromiso con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en sus instalaciones y más concretamente con aquellas emisiones asociadas a la quema de gases residuales en antorcha. En 2011, de las 622.300 toneladas de CO2eq evitadas gracias a las acciones de reducción implementadas en las operaciones de la compañía y verificadas bajo ISO 14064-1 o siguiendo el esquema del MDL, más de 240.000 corresponden a emisiones reducidas por proyectos en los que se ha evitado la quema de gases residuales en antorcha:

  • El proyecto implementado en la refinería de La Plata (Argentina), registrado como MDL en diciembre de 2010.
  • Otra acción similar desarrollada en la Refinería de Luján de Cuyo (Argentina) actualmente en fase de solicitud de registro como MDL ante Naciones Unidas y verificada según la norma internacional ISO 14064-1 en 2011.
  • El proyecto de recuperación y optimización del uso de gas residual en el campo de producción del Bloque 16 (Ecuador) verificado también según la norma internacional ISO 14064-1.

Vuelo verde

Iberia y Repsol llevaron a cabo el primer vuelo español propulsado por biocombustible el pasado 3 de octubre de 2011. La ruta seleccionada para realizarlo fue el puente aéreo Madrid - Barcelona, y el avión, un Airbus A320 de Iberia, que recorrió con éxito el trayecto entre Madrid y Barcelona. Durante el vuelo se consumieron unos 2.600 kilos de bio-combustible, que permitieron un ahorro de cerca de 1.500 kilos de emisiones de CO2.

El Jet A-1 utilizado en la prueba fue una mezcla de queroseno convencional (75%) y de bioqueroseno parafínico sintético (25%) obtenido a partir de aceite de camelina.

El pasado 1 de julio de 2011 se aprobó la normativa internacional que permite el uso de mezclas de queroseno convencional y queroseno sintético (producido a partir de ésteres y ácidos grasos) hasta un máximo del 50% en volumen, lo que permitió que este vuelo fuera regular o comercial (con pasajeros a bordo) y no de demostración.

Nuevas vías de reducción de emisiones

La CAC (Captura y Almacenamiento de CO2) consiste en la captación del CO2 de una fuente emisora y su compresión, transporte e inyección en estructuras geológicas subterráneas para lograr un confinamiento efectivo a largo plazo. La CAC está identificada por numerosos organismos (EIA-US Energy Information Administration, Unión Europea,...) como uno de los mecanismos que, junto con la eficiencia energética, las energías renovables y nuclear y los biocombustibles, permitirá estabilizar la concentración de CO2 atmosférico a largo plazo. La aplicación de estos mecanismos de reducción de la intensidad de carbono de nuestra cadena de valor, y entre ellos la CAC, es especialmente relevante para Repsol como compañía con un alto porcentaje de su producción de energía en forma de hidrocarburos.

Repsol centrará su actuación en aquellos proyecto de CAC que sean económicamente viables, y social y reputacionalmente aceptables. Asimismo, Repsol intensificará los programas de investigación tecnológica que permitan la transformación masiva del CO2 hacia productos de valor añadido con el objetivo de convertirlo de un residuo a un recurso.

Repsol lidera el proyecto denominado CO2FUNNELS que demuestra la posibilidad de capturar CO2 procedente de procesos industriales mediante la fertilización carbónica de cultivos energéticos, obteniendo biomasa, que a su vez podrá ser utilizada para producir energía. El proyecto se lleva a cabo en una parcela de 3.000 metros cuadrados situada en el Complejo Industrial de Puertollano. Se han instalado cinco invernaderos tipo túnel de 400 m con sistemas de riego por goteo, tuberías para dosificación de CO2, sensores para la monitorización de temperatura, humedad, concentración de CO2 y equipos para la medición de flujos de CO2 en aire y en suelo.