Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Iniciativas en energías no fósiles

La compañía cuenta con una Unidad de Negocios de Nuevas Energías, que nace para impulsar y dar sentido a nuevas iniciativas que contribuyan a la visión de un futuro con energía más diversificada y menos intensiva en emisiones.

Tras la creación de la Unidad de Negocio de Nuevas Energías en 2010, en este año se ha avanzado en el despliegue de sus proyectos iniciados en años anteriores como AlgaEnergy, IBIL, KUOSOL y Orisol. Asimismo, como consecuencia del análisis de nuevas oportunidades de inversiones en el campo de la energía no fósil, Repsol Nuevas Energías adquirió el 100% de SeaEnergy Renewables, empresa dedicada a la promoción, desarrollo y explotación de parques eólicos offshore en el Reino Unido.

Adicionalmente, se ha constituido Repsol New Energy Ventures, S.A., con el objetivo de efectuar inversiones en sociedades con fuerte base tecnológica cuyos resultados podrán ser de aplicación en los negocios del grupo.

En junio adquirimos el 100% de la empresa Sea Energy Renewables, dedicada a la promoción al desarrollo y explotación de parques eólicos offshore en Reino Unido

Biocombustibles

Durante el año 2011, se ha continuado en el proyecto KUOSOL, avanzando en la plantación de los terrenos y trabajos inherentes a la fase en que se encuentra el proyecto. KUOSOL tiene por objetivo el aprovechamiento integral de la biomasa de las plantaciones de jatrofa curcas, la producción de aceite como materia prima para biocombustibles y la generación de energía eléctrica mediante cogeneración.

Asimismo, continúa nuestro compromiso con el sector de los biocombustibles a partir de algas en colaboración con nuestra participada AlgaEnergy. En junio 2011 se puso en marcha la denominada PTEM (Plataforma Tecnológica de Experimentación con Microalgas) en la terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, proyecto que investiga la captura del CO2 proveniente de las instalaciones aeroportuarias como nutriente que utilicen las microalgas para su conversión en biodiesel. El proyecto, con una inversión estimada de 600.000€ es un gran logro en la investigación y desarrollo de este sector. El recinto destinado a esta planta, cedido por AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), ocupa una superficie de 2.000m , de los cuales 1.000 m han sido cubiertos por un invernadero, lo cual, permite hacer comparativas de comportamiento y rendimiento de los cultivos a la intemperie. En este proyecto colaboran científicos de las Universidades de Sevilla y Almería, así como del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Igualmente, la unidad de biocombustibles se ha centrado en la evaluación de proyectos de etanol y aceites vegetales, principalmente en la región norte de Latinoamérica, siempre enfocados en el desarrollo de proyectos sostenibles económica, medioambiental y socialmente.

En 2011 se celebró en el centro de tecnología de Repsol un seminario bilateral Reino Unido- España sobre micro algas y su aplicación para biocombustibles. En él, expertos de ambos países pusieron en común sus conocimientos sobre la materia y surgieron oportunidades de colaboración para avanzar el este campo. Lo más destacado fueron las referencias al gran momento para la investigación en ambos países, la necesidad de reducir los costes de cultivo de micro algas y las menciones a sus enormes ventajas medioambientales. El seminario fue clausurado por sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias y el Príncipe de Gales.

Electrificación del transporte

A lo largo de 2011 IBIL, la empresa participada al 50% por Repsol Nuevas Energías y el EVE (Ente Vasco de la Energía), ha avanzado en el desarrollo de su actividad desde su creación en octubre de 2010, convirtiéndose en el primer y mayor gestor de recarga de vehículos eléctricos de España. IBIL ha sido la primera empresa en ser acreditada por el Ministerio de Industria español y registrada por la Comisión Nacional de la Energía como compañía habilitada para la reventa de energía eléctrica para servicios de recarga energética, tras la entrada en vigor del nuevo Real Decreto 647/2011 por el que se regula la actividad del gestor de cargas del sistema según indica la Ley del Sector Eléctrico.

IBIL ha gestionado la instalación de un total de 109 postes, que permiten la recarga de vehículos eléctricos con todas las garantías de seguridad y fiabilidad, monitorizados en todo momento desde el nuevo centro de control ubicado en Barakaldo (Vizcaya, España). También se ha desarrollado una intensa actividad de colaboración con los fabricantes de vehículos eléctricos, formalizando acuerdos con casi todos ellos (Renault, Nissan, Peugeot, BYD-Build Your Dreams, Toyota) para realizar labores conjuntas de comercialización desde el propio concesionario.

En 2011, ambos socios han tomado la decisión de ampliar el ámbito de actividad de IBIL a toda España. A tal efecto, se ha elaborado un plan de negocio de ámbito nacional, que ya se está poniendo en marcha mediante la creación de las delegaciones comerciales necesarias. 2011 fue además el año de creación de IBILEK, un servicio de alquiler de vehículos eléctricos por horas. A través de esta nueva empresa ofrecemos un servicio de movilidad alternativo al coche privado, con el que los usuarios tienen vehículos eléctricos o híbridos enchufables a su disposición, pagando sólo por uso. IBILEK se lanzó el pasado mes de diciembre en Bilbao.

En resumen, a nivel de movilidad eléctrica 2011 ha sido un año con importantes logros para Repsol y se han ido dando los primeros pasos hacia nuevos e importantes retos de futuro.

Generación eléctrica renovable

Este año 2011 hemos continuado trabajando en la promoción de proyectos de generación renovable a través de nuestra filial Orisol, en países como España, Italia, Rumania y Estados Unidos entre otros. Destaca la puesta en operación en Sierra de Arcas (Andalucía) y la adjudicación de 9 y 51 MW de los concursos de Aragón y Andalucía respectivamente.

Adicionalmente, analizamos oportunidades de inversión en otros proyectos de generación eléctrica renovable como la geotermia y la biomasa y seguimos enfocando nuestro desarrollo hacia energías con una fuerte vertiente tecnológica, como la eólica off-shore flotante (para profundidades superiores a 50 m), energía de las corrientes y de las olas y almacenamiento energético.

Repsol en junio 2011 adquirió el 100% de la empresa británica Sea Energy Renewables, empresa de promoción y desarrollo de parques eólicos offshore con base en Escocia. El coste de la adquisición asciende a 57 millones de euros.

En la actualidad Repsol posee 318 MW de capacidad de generación eléctrica renovable correspondientes a tecnologías eólica, minihidráulica y de cogeneración a través de nuestra participación en Gas Natural Fenosa, siendo la energía eléctrica producida de 714 GWh en 2011.

Desarrollo de energía eólica offshore en Reino Unido

El año 2011 ha sido especialmente relevante dentro del área de generación renovable y su contribución al posicionamiento del grupo en nuevas iniciativas menos intensivas en emisiones de CO2.

La compra de la compañía escocesa Sea Energy Renewables y, derivado de ello, nuestra entrada, con diferentes participaciones, en el desarrollo de 1.190 MW netos de energía eólica offshore en Reino Unido es un ejemplo de ello.

Reino Unido es el país líder en el desarrollo de energía eólica offshore y su vocación de fomentar la inversión en está tecnología es clara, con el objetivo de tener 30 - 35GW de potencia instalada en el 2020, como vehículo para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones establecidos por la UE. Son ejemplo de ello, tanto el plan de acción publicado por el Gobierno, como un nuevo marco regulatorio que garantizará, de manera clara y transparente, la correcta retribución de esta tecnología.

Todo este apoyo, unido a nuestras capacidades en offshore y nuestra experiencia en la gestión de proyectos complejos, han sido determinantes para Repsol en la decisión de entrar en eólica offshore en Reino Unido.

Estos proyectos se enmarcan perfectamente dentro de los plazos objetivo; se estima finalizada la fase de desarrollo en el año 2013, a partir de la cual deberá de decidirse el comienzo de la fase de construcción, periodo que durará aproximadamente tres años, para finalmente iniciar la puesta en operación a partir del año 2016.

Mapa de localización de los parques eólicos offshore