Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Salud y
seguridad del cliente

Nos comprometemos a desarrollar productos más seguros y a influir en nuestros clientes para que realicen un consumo de nuestros productos de forma sostenible.

Durante el año 2011 el grupo de Seguridad de Producto junto con los departamentos de Seguridad y Medio Ambiente de los diferentes negocios de la compañía, ha desarrollado el nuevo plan estratégico sobre la gestión segura de productos. El objetivo de este plan estratégico consiste en gestionar el desarrollo y comercialización de los productos de Repsol minimizando el impacto sobre la salud y el medio ambiente a lo largo de toda la cadena de suministro dando a las actividades relacionadas con la seguridad de los productos una visión más global y homogeneizando los procesos en las diferentes líneas de negocio de la compañía.

Este plan de gestión segura de productos engloba la evaluación, control y comunicación de los riesgos sobre la salud, seguridad y el medio ambiente de los productos que comercializamos. Se hace a través del análisis de peligrosidad de las materias primas, de los productos finales, y la elaboración de fichas de seguridad como medio de comunicación a lo largo de la cadena de suministro, y a través de la elaboración de los informes de registro del Reglamento de Registro Evaluación Autorización y Restricción de Sustancias Químicas, REACH.

En 2011, no hemos tenido ningún incidente por incumplimientos respecto a la salud, a la seguridad o al etiquetado de productos que haya derivado en sanción, multa o amonestación.

La planificación, producción, transporte y distribución de nuestros productos son actividades básicas para el desarrollo de la economía de un país y la mejora del bienestar de sus ciudadanos. En consecuencia, hay un alto nivel de regulación y control por parte de las administraciones públicas para garantizar que estas actividades se llevan a cabo en condiciones adecuadas, teniendo en cuenta también sus consecuencias sobre la salud y la seguridad de los ciudadanos.

Para la fase de producción disponemos de una amplia normativa ambiental y laboral para garantizar que los riesgos existentes para la salud y la seguridad de las personas se mantienen dentro de los límites regulados.

De igual manera, en las fases de transporte y distribución existe una amplia normativa que regula estas actividades de forma que desplegamos los medios humanos, materiales y económicos necesarios para minimizar los riesgos derivados de esta fase del ciclo.

En el uso de los productos, se considera que las medidas más eficaces para proteger la salud y seguridad públicas son las derivadas de la información y formación al consumidor. En este sentido, disponemos de mecanismos para informar y formar al público bien a través de la página web, mediante información en factura, o a través de campañas informativas o formativas para diversos colectivos. Además, se ofrece a los clientes productos y servicios que proporcionan una seguridad adicional en el hogar y en la empresa. Cabe destacar en el negocio de GLP la elaboración de un plan anual enfocado a la mejora de la seguridad de las instalaciones de clientes, pionero en el sector.

Nuestro compromiso es garantizar que durante todas las fases del ciclo de vida de los productos que comercializamos se respete la legislación vigente en lo relativo a los temas de salud y seguridad para nuestros clientes, adoptamos las medidas necesarias para ello y promovemos una formación adecuada a nuestros clientes en la materia.