Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

Las comunidades locales

En noviembre aprobamos una norma de ámbito mundial que establece las directrices básicas para el enfoque preventivo con las personas y el medio ambiente en todas nuestras operaciones.

Repsol YPF invirtió más de 29 millones de euros en proyectos de inversión social. Hemos contribuido con más de 750 proyectos sociales a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas.

Por segundo año consecutivo hemos continuado realizando los estudios de desempeño social en nuestras operaciones con comunidades indígenas, en esta ocasión en Ecuador. En noviembre pusimos en marcha el primer plan de acción derivado del estudio realizado el año pasado en Perú y Bolivia.

Nuestra actividad y su impacto en las comunidades

Nuestro objetivo es llevar a cabo inversiones sostenibles que beneficien a Repsol y también a las comunidades impactadas por nuestras operaciones. Contribuimos al desarrollo a nivel local de diferentes formas, a través de los impuestos que pagamos, el personal que contratamos, los servicios y los bienes que compramos a empresas locales, y las inversiones sociales realizadas directamente en las comunidades locales del entorno de influencia de nuestros proyectos.

Durante 2011 centenares de comunidades han estado influenciadas directa e indirectamente por nuestras actividades del área de Upstream y más de una decena de ciudades, y sus poblaciones aledañas, por nuestros complejos industriales.

Nuestro compromiso es trabajar para maximizar los aspectos positivos y las oportunidades de generar valor compartido, y prevenir y minimizar los impactos negativos a través del diálogo y la participación de las comunidades. Este compromiso se recoge en nuestra Política de Relaciones con la Comunidad.

Evaluación de impactos ambientales y sociales

Realizar evaluaciones de impacto ambiental en los proyectos nuevos, instaurar la evaluación de impactos en derechos humanos, o dar respuesta a las últimas tendencias en lo que a la evaluación de impactos en la salud se refiere, son algunas de las aportaciones principales de la nueva norma de ámbito mundial de "Evaluación de Impacto Ambiental, Social y de Salud" aprobada en noviembre de 2011.

La norma establece las directrices básicas en el proceso de evaluación de los impactos ambientales, sociales y de salud de las actividades de la compañía para adoptar el enfoque preventivo con las personas y el medio ambiente implícito en nuestra Norma de Ética y Conducta y nuestras políticas de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, de Relaciones con la Comunidad y de Relaciones con Comunidades Indígenas.

En su vertiente social, la principal aportación de la norma es la instauración de la evaluación de impactos en derechos humanos, lo que responde a la reciente adopción por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) del marco de actuación para empresas y derechos humanos conocido como "Proteger, Respetar, Remediar" y los Principios Rectores que lo desarrollan.

Además, esta norma contará con la implicación del área de salud laboral para dar respuesta a las últimas tendencias en lo que a la evaluación de impactos en la salud se refiere, incluyendo la actuación con las comunidades locales y la consideración de los aspectos de salud en una fase temprana de los proyectos.

La norma fue consultada antes de su aprobación a varios agentes sociales de defensa de los derechos humanos, lucha contra la pobreza y protección de estándares laborales. La práctica totalidad de sus comentarios han sido incluidos.

Esta norma será de aplicación en todas las sociedades en las que Repsol tiene la responsabilidad de operación. En el caso de activos no operados se promoverá el cumplimiento de los criterios definidos en esta norma.

Adicionalmente durante 2011, el área de Upstream contrastó su normativa de Evaluación de Impacto Ambiental, Social y de Salud (ESHIA) con la nueva norma corporativa mencionada. Este análisis ha permitido identificar las diferencias con la citada norma entre las que se encuentra la evaluación de aspectos sobre los derechos humanos. A lo largo de 2012 en el área de Upstream se continuará trabajando en la revisión formal de esta normativa, de otras normas también asociadas y en las actividades de implantación de todas ellas a fin de dar a conocer y promover los nuevos requisitos establecidos a nivel de compañía sobre los derechos humanos.