Contraste (-) (=) (+)
Tamaño (-) (=) (+)

La acción de Repsol

0,50
0,60
0,72
1,00
1,05
0,85
1,05
1,155*

A pesar de la
compleja situación
financiera
internacional,
las acciones de
Repsol cerraron
2011 con el
segundo mayor
aumento en
capitalización bursátil
del Ibex 35

En 2011, otro año complicado en bolsa, Repsol fue uno de los títulos más alcistas del Ibex 35, el índice de referencia en los mercados de valores de España. La buena evolución de los negocios de Repsol tuvo su reflejo en la cotización, que se revalorizó un 13,8% a lo largo del año, en lo que supone el segundo ejercicio consecutivo con alzas (del 11,3% en 2010). El comportamiento de las acciones de Repsol contrastó con la evolución del Ibex 35, que retrocedió un 13,1% en 2011 y un 17% en 2010. Solo once valores del selectivo cerraron el año con un balance positivo, entre ellos Repsol, que se despidió de 2011 en máximos de seis meses y con el segundo mayor aumento en capitalización bursátil (+3.522 millones de euros), hasta un total de 28.977 millones de euros.

Retribución para el accionista

El Consejo de Administración de Repsol acordó proponer a la Junta General de Accionistas un nuevo sistema de retribución, según el cual los accionistas podrán optar entre percibir una retribución en efectivo o en acciones liberadas de Repsol, en línea con la práctica seguida por otras compañías del Ibex 35.

La opción se instrumentaría a través de un aumento de capital liberado, que se ejecutaría en fechas cercanas a aquellas en las que tradicionalmente la compañía venía abonando el dividendo complementario.

Bajo esta modalidad, los accionistas podrán elegir entre vender los derechos de asignación gratuita de la ampliación de capital o recibir las acciones que le correspondan. Repsol asumiría un compromiso firme de compra a los accionistas de sus derechos de asignación gratuita a un precio garantizado.

Repsol abonó el 10 de enero de 2012 un dividendo bruto a cuenta de los resultados del pasado año de 0,5775 euros por acción. Considerando dicho dividendo y la ejecución de este nuevo sistema de retribución en sustitución del tradicional dividendo complementario, la compañía prevé que la retribución del accionista correspondiente al ejercicio 2011 será, aproximadamente, un 10% superior a la percibida con cargo a los resultados de 2010.