Reducciones de los requisitos energéticos de los productos y servicios

En Repsol invertimos en movilidad sostenible mediante proyectos de movilidad eléctrica, nuevos sistemas de propulsión híbridos y fomento del gas de automoción.

Proyectos de movilidad eléctrica

Desde 2010 promovemos la movilidad eléctrica a través de la sociedad IBIL, participada al 50% por Repsol y por el Ente Vasco de la Energía (EVE) , donde prestamos un servicio integral de recarga basado en energía 100% renovable, instalaciones y terminales inteligentes y un centro de control de la infraestructura.

Actualmente contamos con 859 puntos de recarga operativos, tanto en el ámbito público como en el privado. La inversión aportada desde el inicio del proyecto ha sido de 7,25 millones de euros.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente seleccionó el Proyecto CLIMA de Coche Eléctrico de Repsol, operado por IBIL, durante el periodo máximo posible elegible, siendo Repsol la primera empresa en la historia de estos proyectos en España en verificar la reducción de emisiones de GEI. Este proyecto incentiva el uso de vehículos eléctricos a través de la adquisición de las reducciones de CO2 generadas por el uso de los mismos. Ya están concedidas la 1ª, 2ª y 3ª actividad (2012 – 2017; 2013 – 2018; 2014 – 2019). La reducción de emisiones de CO2 ha sido verificada con una entidad acreditada por el Ministerio de Medio Ambiente, siendo hasta la fecha de 518 tCO2, con el siguiente detalle:

Año 2012: 27,98 tCO2 reducidas.
Año 2013: 83,17 tCO2 reducidas.
Año 2014: 173,69 tCO2 reducidas.
Año 2015: 234,07 tCO2 reducidas.


Estas cifras equivalen al CO2 absorbido en un año por 15.589 árboles.

Adicionalmente, continuamos con la incorporación de la movilidad eléctrica al paddock de Repsol de los circuitos de MotoGP, gracias a la colaboración de Scutum (proveedor de la moto eléctrica) y de IBIL (encargado de la gestión del terminal de recarga). Scutum es una sociedad participada por Repsol desde el año 2014 a través del programa INNVIERTE[1], que se dedica al diseño, producción y venta de plataformas eléctricas y sistemas de extracción de baterías para motos eléctricas.

Una de las ventajas competitivas de esta compañía frente a otras similares es su sistema de “battery pack” extraíble, patentado a nivel europeo, junto con el diseño industrial de la plataforma eléctrica, adaptable a las necesidades del cliente. La cifra de negocio de Scutum ha superado las 468 unidades de motos eléctricas.

Asimismo, continuamos con el programa de car-sharing corporativo con vehículos eléctricos, gracias al cual los 289 usuarios dados de alta en el servicio han recorrido en 2016 más de 76.000 kilómetros sin emisiones contaminantes.

Además, investigamos y generamos tecnologías para que las baterías de los coches eléctricos cada día se carguen más rápido y duren más. Una de nuestras últimas iniciativas en este sentido es la colaboración con CIDETEC en un proyecto se busca desarrollar tecnologías con gran potencial de mejora respecto a la tecnología disponible en la actualidad. Las baterías actuales que se implementan en los vehículos eléctricos, con sus diferencias, pertenecen a la misma familia –baterías de iones litio- que las utilizadas en electrónica de consumo, como las que llevan incorporadas teléfonos móviles, tabletas y portátiles. Pero, el uso de esta tecnología en vehículo eléctrico presenta una serie de limitaciones, la más importante es la autonomía, esto es, los kilómetros que puedes recorrer con una sola carga.

El objetivo principal de este trabajo es conseguir desarrollar tecnologías que permitan minimizar o eliminar estas limitaciones. Por ello, el trabajo se centra en la energía específica y densidad de energía para que, con una batería de similar peso y dimensiones, la autonomía aumente.

Con esta colaboración, se persigue impulsar y desarrollar tecnologías que puedan ayudar a la movilidad eléctrica y a su expansión de una forma más completa. Por tanto, con este trabajo se pretende alcanzar una mejora sustancial de las baterías actuales o incluso ir más allá, como el desarrollo de tecnologías disruptivas de almacenamiento.

Proyecto Spain 2017 (Sistema de Propulsión Avanzado INtegrado)

Tiene por objeto desarrollar un sistema de propulsión híbrido serie que combina propulsión eléctrica, un sistema range extender basado en motor de gasolina, batería y recuperación de energía cinética en la frenada y térmica de los gases de escape (mediante termoeléctrico y turbina-generador). El foco del sistema de propulsión es demostrar mejoras en la eficiencia y reducción de las emisiones contaminantes gracias a los desarrollos tecnológicos realizados en los diferentes componentes, entre otros a la gasolina ligera y aceite diseñados para este proyecto, y a la optimización de los algoritmos de control del sistema. El proyecto que se desarrollará en consorcio con otras cinco empresas y en colaboración con otros centros de investigación está siendo financiado por la convocatoria CIEN del CDTI.

AutoGas

El AutoGas es el carburante alternativo más usado para el vehículo porque permite un ahorro en combustible de hasta un 40%. En la actualidad contamos con 745 puntos de suministro de AutoGas y estamos expandiendo esta red gradualmente. 

Actualmente ya existen muchos fabricantes que comercializan vehículos AutoGas, pero además, muchos de los vehículos de gasolina se pueden adaptar a AutoGas. Los vehículos AutoGas con bifuel, están equipados con dos depósitos, uno para gasolina y otro para AutoGas, duplicando así la autonomía del vehículo. Su equipamiento y prestaciones son similares a los vehículos que utilizan carburantes tradicionales.

En Repsol hemos logrado dar un paso más en el uso de GLP, optimizando su consumo y prestaciones. Los científicos e investigadores de la compañía han unido su conocimiento y tecnología con AVL y Delphi, empresas europeas líderes en ingeniería, para desarrollar un vehículo prototipo de AutoGas. y, por primera vez es posible la inyección directa en fase líquida de un combustible ligero, el GLP.

Esta alternativa energética se presenta con una combustión que no genera partículas, cumple con los límites en emisiones para 2020 y, sobre todo, reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera en torno a un 15% más que los vehículos de gasolina. 

 

  1. El programa INNVIERTE forma parte de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020. Esta estrategia contiene los objetivos, las reformas y las medidas que deben adoptarse en todo el ámbito de la I+D+i con el fin de impulsar su crecimiento e impacto. El programa consiste en un acuerdo con el CDTI para la coinversión en pymes tecnológicas españolas del ámbito de las energías alternativas y la eficiencia energética. El compromiso de inversión conjunta es de 9,3 M€, donde Repsol aporta 5,3 M€ y gestiona la cartera de empresas generada.