Identificación, tamaño, estado de protección y valor en términos de biodiversidad de las masas de agua y los hábitats relacionados afectados significativamente por vertidos y escorrentía procedentes de la organización

Hemos desarrollado una herramienta propia, Repsol Water Tool, que incorpora aspectos de Global Water Tool[1] y Local Water Tool[2], las dos principales metodologías desarrolladas y adaptadas a la industria del petróleo y del gas para la identificación y valoración de riesgos asociados al agua.

Con la RWT analizamos las masas de agua y los hábitats que se han visto afectados significativamente por vertidos de agua. La herramienta contiene información del tamaño de la masa de agua y del hábitat relacionado y si están clasificados como área protegida.

Esta herramienta nos ha permitido elaborar un mapa de gestión del agua y, a partir de éste, hemos trabajado en la definición de una línea base de compañía, estableciendo un plan de acción de mejora de gestión de agua 2015-2020 específico para cada instalación. En general, las principales líneas de trabajo en las que se han enfocado dichos Planes son las siguientes:

  • Mejora de la calidad del inventario. Durante 2016, hemos trabajado en la estandarización y mejora de los balances de agua, la identificación y reporte de costes asociados al agua y caracterización de las calidades de las diferentes corrientes.
  • Preparación ante futuros requerimientos regulatorios. Durante 2016, hemos seguido trabajando en los centros industriales de Downstream para estar preparados para cumplir con los nuevos requerimientos legislativos asociados al BREF[3] y en los activos de Exploración y Producción se ha puesto el foco en la adecuación de la calidad de todos los efluentes según establecen los estándares de compañía.
  • Reducción de la competencia por el recurso. Durante el año 2016, Repsol hemos seguido trabajando con el objetivo de lograr la excelencia en la operación en todo el ciclo de vida del recurso, reduciendo la captación de agua fresca, optimizando la eficiencia del agua en la operación y aumentando la recirculación de este recurso previo al vertido.

En 2016 habíamos establecido como objetivo de Compañía superar el cumplimiento del 85% de las líneas de trabajo de los planes mencionados. Hemos superado este objetivo, alcanzando un avance cercano al 95%.

Asimismo, durante 2016 hemos trabajado en la adaptación de la RWT con el fin de identificar y evaluar los principales riesgos asociados a la gestión del agua en actividades no convencionales, activos adquiridos tras la compra de ROGCI. El objetivo de compañía para 2017 es la ejecución del Plan de Acción definido para estos nuevos activos.

 

  1. Global Water Tool: herramienta desarrollada por World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y adaptada al sector del petróleo y el gas por The Global Oil & Gas Industry Association for Environmental and Social Issues (IPIECA). Su objetivo es la localización de instalaciones en mapas de escasez de agua y el cálculo de indicadores clave de gestión de agua a nivel global de compañía. Repsol ha participado en el desarrollo de esta herramienta a través del Water Task Force de IPIECA.
  2. Local Water Tool: herramienta desarrollada y adaptada al sector del petróleo y el gas por Global Environmental Management Initiative (GEMI). Su utilidad es la identificación y evaluación de riesgos e impactos relativos al agua a nivel local de centro, en aspectos como la disponibilidad, calidad y los ecosistemas asociados a masas de agua afectadas por el centro. Repsol ha colaborado con GEMI para la adaptación de esta herramienta al sector del petróleo y el gas.
  3. Documento de referencia de mejores prácticas, por sus siglas en inglés.