La acción



La acción se revaloriza un 33%
Una de las mayores subidas del IBEX 35 y del sector del petróleo y el gas

Los buenos resultados obtenidos por Repsol en 2016 tuvieron su reflejo en la cotización de nuestra acción, que cerró el ejercicio 2016 con una revalorización del 33%.

La acción de Repsol fue la segunda que más creció entre las compañías europeas de petróleo y gas. En concreto, la cotización cerró un 3% por encima de la media de estas empresas, a pesar del peor comportamiento relativo del IBEX 35 frente a otros índices europeos.

La superación de los objetivos marcados en el Plan Estratégico, especialmente en cuanto a medidas de eficiencia, implementación de sinergias y el programa de desinversiones, y la recuperación de los precios del crudo han favorecido el buen comportamiento en bolsa de Repsol.

Esta revalorización se debió también a la reducción en un 32% de la deuda neta, hasta llegar a los 8.144 millones de euros, gracias a la fuerte capacidad de generación de caja de los negocios, el éxito del programa de eficiencia y sinergias y la gestión de la cartera de activos. Todas estas medidas han permitido conservar la misma calificación crediticia..

El Consejo de Administración aprobó una retribución al accionista equivalente a unos 0,8 euros brutos por acción, a través del Programa Repsol Dividendo Flexible y en sustitución de los dividendos a cuenta y complementario del ejercicio 2016. La compañía mantiene su compromiso de ofrecer una retribución atractiva para sus accionistas, en función del entorno y los resultados.

En el scrip dividend cerrado en enero de 2017, en sustitución del tradicional dividendo a cuenta del ejercicio 2016, los titulares del 80% de los derechos de asignación gratuita optaron por recibir nuevas acciones de Repsol, frente al 65% que lo hicieron el año anterior. Esto pone de manifiesto una vez más la confianza de nuestros accionistas en el proyecto de la compañía.