Sostenibilidad de Repsol

Sostenibilidad

La sostenibilidad es una pieza clave en nuestra visión de futuro y un compromiso compartido por todos los que formamos la compañía. Por eso, en Repsol incorporamos los asuntos de gobierno, ambientales y sociales en los procesos de toma de decisión de todas nuestras actividades.

 

 

Gobierno

Nuestro modelo de sostenibilidad cuenta con el apoyo e implicación de la Alta Dirección, cuyos miembros definen los objetivos, planes de actuación y las prácticas de nuestra compañía en esta materia. El mejor ejemplo de este compromiso lo encontramos en nuestro Consejero Delegado, Josu Jon Imaz, cuyos objetivos de sostenibilidad alcanzan hasta un 5% de su retribución variable anual y un 10% de su plurianual.

En la compañía contamos con tres comisiones con competencias en esta área: Comisión de Sostenibilidad, Comisión de Auditoría y Control y Comisión de Ética y Cumplimiento.

La Comisión de Sostenibilidad es una comisión especializada del Consejo de Administración cuya función es conocer y orientar la política, los objetivos y las directrices en los ámbitos medioambiental, social y de seguridad. En 2016, esta Comisión aprobó, entre otras propuestas, el Informe de Sostenibilidad, un monográfico sobre el cambio climático, un nuevo Código de Ética y Conducta y un mapa de riesgos de la compañía.

Otra comisión especializada del Consejo de Administración es la de Auditoría y Control, que vela por el cumplimiento del Código de Ética y Conducta, examina los proyectos de códigos éticos y de conducta y sus reformas y asegura el cumplimiento de las normativas.

Por último, la Comisión de Ética y Cumplimiento gestiona el sistema de vigilancia y cumplimiento del código que le da nombre y tiene carácter multidisciplinar.

 

destacado en sostenibilidad

Ética y Cumplimiento

En Repsol entendemos que la conducta ética es inseparable de la integridad y el buen criterio. Por eso llevamos el comportamiento ético más allá del estricto cumplimiento de la ley.

Para garantizar su cumplimiento, en 2016 aprobamos un nuevo Código de Ética y Conducta que proporciona pautas para el comportamiento profesional y personal. En 2017 queremos lograr que todos los empleados realicen la formación sobre el nuevo Código.

Además, contamos con un nuevo Canal de Ética y Cumplimiento, disponible 24 horas al día y administrado por un proveedor externo, que permite a los empleados y a cualquier otro grupo de interés comunicar de forma confidencial consultas y posibles incumplimientos.

También hemos fortalecido nuestros mecanismos de cumplimiento y control con el nombramiento de un Chief Compliance Officer y la creación de la nueva Dirección de Procesos de Compliance.

 

Derechos humanos y relación con las comunidades

Ponemos todos los medios a nuestro alcance para evitar que nuestras actividades y decisiones tengan consecuencias negativas sobre los derechos humanos. Por eso, el pasado año seguimos implementando los compromisos adquiridos en nuestra Política de Relación con Comunidades y Derechos Humanos. En este sentido, en el 100% de las evaluaciones de impacto realizadas en 2016 hemos incluido los aspectos sociales y los derechos humanos.

El pasado año también hemos definido una hoja de ruta para desarrollar las capacidades del personal implicado, directa e indirectamente, en la relación con las comunidades locales. Para ello, hemos realizado nueve talleres de formación centrados en la gestión de riesgos, impactos y oportunidades.

En Repsol contamos con mecanismos para atender las reclamaciones, las preocupaciones y las quejas de las comunidades de nuestro entorno. En 2016 atendimos 148 reclamaciones sobre derechos humanos, a través de 13 mecanismos de reclamación en siete países. Se resolvieron 119 y 29 se encuentran en fase de tramitación.

 

Seguridad en las operaciones

Tenemos una estrategia de seguridad a largo plazo que persigue un doble objetivo: reducir los indicadores de accidentabilidad y aplicar de forma sistemática un conjunto de acciones anticipativas que eviten grandes accidentes industriales. En 2016, nuestro Índice de Frecuencia de Accidentes Total se situó en 1,46, un 35% menos que el año anterior.

Además, para reducir la accidentabilidad personal pusimos en marcha las 10 Reglas Básicas de Seguridad para empleados y contratistas, centradas en las siguientes áreas: conducción segura, permisos de trabajo, aislamiento y bloqueo, espacios confinados, excavaciones, equipos móviles, trabajos en altura, operaciones de izado, caída de objetos y prevención de fugas.

Para evitar grandes accidentes industriales, en 2016 lanzamos un programa de seguridad anticipativa, SMArt Keys, con iniciativas centradas en la seguridad de procesos que se aplican a las operaciones de Upstream, Refino, Química y GLP. Este programa incluye acciones de formación para reducir la accidentabilidad causada por factores humanos, refuerzo de la gestión de los procesos de mayor peligrosidad y acciones preventivas de mantenimiento e inspección de los sistemas de seguridad en las plantas.

 

 

357 MM€

invertidos en acciones de reducción de un total de 500 millones de euros comprometidos

 

 

4,3 Mt

de CO2 reducidas
entre 2006 y 2016

 

 

1,2 Mt

de CO2 reducidas
entre 2014 y 2016

 

Cambio climático

Desde nuestra compañía trabajamos para ser parte activa de la solución al cambio climático. Por eso estamos desarrollando soluciones energéticas para evolucionar hacia un futuro de bajas emisiones.

Estamos impulsando un mayor protagonismo del gas natural en el mix energético. Consideramos el gas como la solución más eficiente para promover una transición estructurada a un futuro de bajas emisiones, debido a que las emisiones de CO2 asociadas al gas natural suponen, aproximadamente, la mitad de las asociadas al carbón. En nuestro portafolio de Upstream alrededor del 65% de la producción y el 75% de las reservas se corresponden con gas.

Para Repsol, la clave en la lucha contra el cambio climático es la innovación tecnológica, que nos ayudará a profundizar, por ejemplo, en la captura, uso y almacenamiento de carbono (CCUS). Esta línea emerge como la más plausible para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París (COP21), al ser la única capaz de reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los combustibles fósiles. Por esa razón, esta tecnología CCUS es una de las principales líneas en las que estamos trabajando dentro de la Oil & Gas Climate Initiative, de la que formamos parte junto a otras nueve grandes empresas del sector del petróleo y el gas.

Además, la eficiencia energética será el principal motor de la reducción de emisiones. Repsol lleva años impulsando planes para reducir la intensidad energética y de carbono en sus operaciones. Entre 2014 y 2020, nuestro objetivo es reducir las emisiones en 1,9 millones de toneladas equivalentes de CO2. Hasta el momento, ya hemos alcanzado casi el 65% de este objetivo.

La energía renovable es otra herramienta para luchar contra el cambio climático y va a tener un papel destacado en el mix energético futuro cuando su madurez tecnológica permita que sea competitiva. Por eso estamos invirtiendo en movilidad sostenible, al tiempo que investigamos y producimos biocombustibles.

 

Gestión de recursos e impactos ambientales

En cuanto a la gestión del agua, estamos realizando un plan de acción de mejora 2015-2020 específico para cada una de nuestras instalaciones. Gracias al trabajo de un equipo multidisciplinar en cada uno de los centros, se ha logrado en todos ellos cumplir en casi el 95% las líneas definidas, superando el objetivo del 85% previsto para 2016.

Por otro lado, hemos reducido nuestros residuos producidos en 15.508 toneladas. Del objetivo de 50.000 toneladas fijado para el periodo 2015-2020 ya hemos alcanzado casi el 50%.

Por último, nos comprometemos a mitigar los potenciales impactos sobre la biodiversidad y los recursos que ésta proporciona (servicios ecosistémicos) durante la planificación y desarrollo de nuestros productos y operaciones.