Imagen de Josu Jon Imaz San Miguel


Carta del
Consejero Delegado

Hace un año pusimos en marcha un ambicioso Programa de Transformación con el que queremos que Repsol sea una compañía aún más eficiente, ágil e innovadora
Apostamos decidida y continuadamente por la sostenibilidad como eje imprescindible para generar valor, hoy y en el futuro

Estimados accionistas,

El ejercicio 2016 ha sido complejo debido a la persistencia de los bajos precios del petróleo y del gas. En este contexto, nuestra compañía debía afrontar un doble reto: crear valor con el barril a un precio medio de 43,7 dólares y seguir generando caja para garantizar la continuidad de nuestro negocio, y retribuir adecuadamente a nuestros accionistas.

Hoy podemos afirmar que hemos sido capaces de superar con éxito la dificultad de este escenario, reduciendo un 32% el nivel de deuda de nuestra compañía y alcanzando un beneficio neto récord en los últimos cuatro años. En 2016, la deuda se redujo en 3.790 millones de euros, al situarse al final del ejercicio en 8.144 millones y, paralelamente, el beneficio neto del ejercicio ascendió a 1.736 millones de euros, superior en más de 3.100 millones al de 2015.

Estos datos reflejan la eficacia y el nivel de cumplimiento de las medidas adoptadas en nuestro Plan Estratégico 2016-2020, encaminadas a dotar de mayor flexibilidad y resiliencia a nuestros negocios, a mejorar la eficacia y a aumentar las sinergias, así como a aplicar una gestión altamente dinámica de nuestra cartera de activos.

Así, por ejemplo, el programa de eficiencia y sinergias nos ha permitido ahorrar más de 1.600 millones de euros, un 150% más de lo previsto. En cuanto a las inversiones, éstas se redujeron hasta los 3.200 millones de euros sin afectar al potencial de nuestro negocio ni a nuestro compromiso con la seguridad y el medio ambiente.

En lo que se refiere a la evolución de la acción, los títulos de nuestra compañía se revalorizaron un 33%, hasta cotizar a 13,42 euros a cierre del ejercicio. Además, en el primer trimestre de 2017 superamos en un 8% la cotización media de las compañías europeas del sector. Por su parte, la retribución al accionista que ha sido aprobada por el Consejo de Administración es de un importe equivalente a unos 0,8 euros brutos por acción, materializada en el marco del Programa Repsol Dividendo Flexible.

Para garantizar la generación de valor a largo plazo, hace un año pusimos en marcha un ambicioso Programa de Transformación con el que queremos que Repsol sea una compañía aún más eficiente, ágil e innovadora. Estamos identificando e implementando iniciativas para que la evolución y mejora en todas las áreas sea sostenible en el tiempo.

En cuanto al análisis de nuestros negocios, me gustaría destacar el buen desempeño de todas nuestras actividades, gracias especialmente al buen hacer y al talento de los más de 24.000 profesionales que trabajan en esta compañía en todo el mundo, que han puesto todo de su parte para superar el contexto adverso y los exigentes objetivos que nos planteamos el pasado año.

En Upstream, nuestro reto era seguir siendo competitivos en un escenario de precios internacionales de 43,7 dólares/barril, para lo que nos centramos en proyectos capaces de generar valor a ese precio. Hemos conseguido alcanzar este objetivo gracias a un programa de eficiencia y sinergias muy exigente con el que hemos reducido los costes por cada barril producido y hemos generado ahorros por valor de 900 millones de euros.

Otro factor clave ha sido nuestra capacidad para reducir inversiones sin afectar a las capacidades futuras del negocio, e incrementar finalmente la producción y las reservas. En 2016, nuestra producción media de hidrocarburos aumentó un 23%, hasta los 690.200 barriles equivalentes de petróleo al día, mientras que las reservas crecieron hasta los 2.382 millones de barriles y la tasa de reemplazo se situó en el 103%.

En el negocio de Downstream destacó, un ejercicio más, su capacidad para generar caja (3.367 millones de EBITDA). Seguimos mejorando la eficiencia en todas las actividades y hemos conseguido una mayor integración entre las áreas industriales y comerciales. En concreto, las áreas de Refino y Química mantuvieron su liderazgo en términos de márgenes gracias a la gran calidad de nuestros activos y a las mejoras operativas que se están acometiendo en nuestras instalaciones desde hace unos años.

Me gustaría aprovechar esta carta para mencionarles uno de los grandes hitos de nuestra compañía. Se trata del descubrimiento realizado en Alaska en marzo de 2017, el mayor hallazgo convencional de hidrocarburos de los últimos 30 años en suelo estadounidense. Los recursos identificados en la zona son de aproximadamente 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero, el equivalente a unos cuatro años de consumo de petróleo en España, lo que da una idea de las dimensiones del hallazgo y confirma, una vez más, que Repsol se ha situado, por derecho propio, entre las mejores empresas del sector.

En 2016 hemos desarrollado nuestras actividades para ser una compañía aún más sostenible y competitiva, responsable con el medio ambiente y con los entornos en los que operamos. Apostamos decidida y continuadamente por la sostenibilidad como eje imprescindible para generar valor, hoy y en el futuro.

Trabajamos en soluciones que permitan a la sociedad disfrutar de un futuro con bajas emisiones de gases de efecto invernadero. Dentro de nuestra estrategia, apostamos por un mayor protagonismo del gas natural en el mix energético mundial, por la innovación y la eficiencia energética.

En materia de seguridad, no nos conformamos con la disminución de nuestros indicadores de accidentabilidad, queremos ir más lejos, anticipándonos e implementando acciones innovadoras enfocadas a mejorar, todavía más, la seguridad de nuestras operaciones.

No quiero despedirme sin darles las gracias por la confianza que demuestran en Repsol, cuyo éxito sólo es posible gracias al compromiso de todos ustedes y a la ilusión y trabajo de todos los que formamos parte de esta compañía. Muchas gracias.

firma del consejero

Josu Jon Imaz San Miguel
Consejero Delegado